Mensaje del Día Internacional de la Danza 2016


  Alkis Raftis  

Presidente del Consejo Internacional de la Danza CID  

Los reportajes de prensa sobre la danza se centran en los espectáculos de danza, pero rara vez en la enseñanza de la danza. Sin embargo, el aprendizaje de la danza está más extendido que la dedicación al espectáculo: diez veces más personas practican la danza en escuelas en comparación con las que actúan bailando en el escenario.

La actual crisis económica apenas afectó a las escuelas de danza: mientras que muchas empresas cerraron, muy pocas escuelas de danza lo hicieron y, en el peor de los casos, sólo perdieron algunos estudiantes. Esto demuestra, una vez más, que la danza es una de las necesidades más básicas: la gente opta para reducir otros gastos en lugar de dejar de pagar por sus clases de danza.

Los subsidios estatales a las escuelas y conservatorios públicos fueron reducidos, por lo que estos recurren cada vez más a los patrocinadores privados. Las escuelas privadas se basan en las cuotas pagadas por los estudiantes, por lo que recurren cada vez más a la publicidad para atraer a más estudiantes. Aumenta la gama de danzas impartidas, organizan eventos, se vuelven más flexibles y abiertas al exterior.
Desafortunadamente, las organizaciones en algunos países tratan de limitar el número de profesores de danza presionando a los gobiernos para que reconozcan sólo los títulos ofrecidos por ellos. 

Creemos que la Enseñanza de la Danza debe estar abierta a todos, sin ninguna restricción. Nada debe impedir a las personas la enseñanza, el aprendizaje o la realización de un arte, ya sea Música, Teatro, Danza, Pintura o Poesía. Animamos a todos a estudiar seria y formalmente para obtener un Certificado y Diploma de Estudios con el fin de obtener la confianza de los estudiantes, pero insistimos en que las cualificaciones no deben ser restrictivas, manteniendo la enseñanza libre en las escuelas privadas. Los gobiernos deben resistir ante la presión de grupos de interés que intentan crear su propio monopolio en cualquier arte. Los buenos profesionales están dispuestos a confiar en su talento, su conocimiento y su reputación, no en los privilegios de titulaciones concedidas a otros para impedir que los demás puedan competir o compararse con ellos. El arte, por definición, es incluyente, no excluyente.

El Día Mundial de la Danza 2016 se dedica a mantener una política de puertas abiertas en la Enseñanza de la Danza.

¿Existe algún problema con la página? Repórtalo aquí.